sábado, 14 de enero de 2017

A medida

4 comentarios:

  1. Curiosa invasión. Acabarán con el negocio de las sombrererías terrícolas. Lo malo es que los sombreros ya no están de moda por aquí. Cabezas hay de sobra. Y cabezotas.
    Saludos, Xurxo.

    ResponderEliminar
  2. Cayetano, quizás no podamos elegir qué moda seguir...

    Un saludín :)

    ResponderEliminar
  3. A ver si nos invaden los sombreros y asientan nuestras cabezas descerebradas.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Macondo, quién sabe!

    Un saludillo :)

    ResponderEliminar